Los objetos con los que no cuentas en una mudanza

Mudanzas Internacionales

Cuando alguien se desplaza por motivos de trabajo o meramente personales a otro lugar, tiene que llevar todas sus pertenencias consigo. Y no siempre se trata de  objetos. Las personas que se mudan pueden poseer igualmente mascotas (y no hablamos de los tradicionales perros o gatos), armas, materiales explosivos, medicamentos que necesitan conservarse en frigorífico, instrumentos de trabajo realmente frágiles… En fin, la lista podría ser interminable. Aquí te hablamos de algunos de ellos.

Toma nota porque algún día te podrías encontrar en la situación de tener que desplazarte con algunas de estas peculiares mercancías.

MUDANZA DE ANIMALES DOMÉSTICOS Y PLANTAS

En primer lugar, se debe seguir estos consejos sobre todo en el caso de los felinos. No los alimentes poco antes de realizar la mudanza e intenta mantenerlos fuera de todo el jaleo, pues tienden a asustarse y pueden huir. Si es posible, déjalos en casa de un amigo o familiar el día de la mudanza. En cuanto a los peces y pájaros, no existe este riesgo, pero lo que sí que se hace es cambiarlos a jaulas o acuarios más pequeños y fáciles de manejar y trasladar independientemente su «hogar» en otra caja. Es conveniente, no obstante, estar pendientes de ellos cada cierto tiempo.

Lo mismo vale para otras mascotas más insólitas como culebras, escorpiones o hasta leones. Además, en los casos de reptiles e insectos, la empresa encargada de la mudanza provee de contenedores con temperaturas adecuadas para su conservación. Asimismo, la ley contempla que no se pueden mezclar en un mismo recinto diferentes razas de
animales que no se toleren. Las plantas, finalmente, serán las últimas en subirse al camión de la mudanza y las primeras en salir, con el fin de evitar los cambios drásticos de temperatura y luz.

COMO TRASLADAR ARMAS Y EXPLOSIVOS

Un arma de fuego siempre debe trasladarse dentro de su funda o caja, completamente descargada y con el cargador por separado pero sin cartuchos dentro. Asimismo, debe ir junto con la licencia correspondiente y su identificación. Además, siempre se ha de informar de su existencia a las autoridades correspondientes en el caso de trasladarse a otro país. Por su parte, en el transporte de mercancías peligrosas como explosivos empleados en minas, demoliciones o pirotecnia, las normas establecen que el camión ha de estar debidamente equipado, documentado y señalizado. Ante todo, por favor, debes informar fehacientemente a la empresa de que algunos objetos de tu mudanza son un tanto explosivos.

TRASLADO DE ALCOHOL Y TABACO

En verdad forman parte del mobiliario de casa, pues ¿quién no cuenta con su particular bodega acompañado de sus habanos complementarios? Con relación a este aspecto, ten en cuenta especialmente que, si te trasladas al extranjero, existen unos límites legales. Si los superas (800 cigarrillos, 400 puritos, 200 puros o 1 kilo de tabaco), normalmente basta con demostrar que son para uso personal y se debe facilitar un comprobante o factura de compra. En cualquier caso, resulta conveniente informarse sobre las leyes del país en concreto. En cuanto a su mudanza, sobre todo el alcohol, se considera una mercancía frágil pues normalmente se conservan en botellas de vidrio. Además, en el caso
de necesitarse refrigeración, irán en contenedores frigoríficos.

Otras veces las cajas de cartón con compartimentos especiales para evitar que se desplacen y choquen entre sí las botellas constituyen la solución adecuada. En cuanto al tabaco, también existen envoltorios especiales de cartón ondulado, cajas estándar o tubos de cartón compuesto. Una vez más, resulta conveniente que todo esto se lo expliques a la compañía encargada de la mudanza. Por ello, el catálogo o inventario que hayas hecho con antelación te resultará de suma utilidad.

TRASLADO DE MEDICAMENTOS

Vacunas, pastillas o inyecciones son material realmente delicado sobre el que se ha de tener especial cuidado a la hora de desplazarse. Son comunes si algún miembro de la familia se encuentra enfermo o si se cuenta con personas mayores o niños dentro de casa. Ten en cuenta que, si no necesitan de temperaturas exactas de conservación, pueden ir en cajas cerradas y aisladas que eviten la luz directa del sol, el excesivo frío o el calor. Por tanto, vehículos recubiertos de lonas no serían aptos para este transporte. Si necesitaran conservarse en frío y los medicamentos en verdad fueran muchos, los camiones serán del tipo frigorífico o, en su defecto, se transportarán en pequeñas neveras
portátiles. Además, debe evitar colocarse al lado de insecticidas o productos contaminantes. Ten en cuenta estos aspectos cuando supervises la mudanza para evitar sustos posteriores.

UTENSILIOS DE TRABAJO O LABORATORIO COMO TRATARLOS EN UNA MUDANZA

También pudiera suceder que la persona que se traslada tenga en su casa material propio de trabajo considerado frágil y que necesite de unas medidas extraordinarias de protección. En este sentido, las bolsas de polietileno resultan las fieles aliadas de estos objetos. Con ellas se recubren antes de introducirse en la caja de embalaje. En el caso de que lo que se traslada sea de naturaleza líquida, como las muestras de análisis, deben estar herméticamente cerradas con el fin de que no puedan derramarse en ningún momento. Además, si se tratara de sustancias contagiosas o contaminantes, deberían igualmente ir identificadas en todo momento. Al fin y al cabo, podrías tener en casa un laboratorio al completo, siempre todo plenamente regulado, claro. 

HACER UNA MUDANZA DE MERCANCÍAS PELIGROSAS

Seguramente no sean las más habituales dentro de un hogar, pero pudiera suceder que te vieras en la tesitura de trasladar este tipo de mercancías. En estos casos, la identificación, al igual que en el apartado anterior, resulta fundamental. Por tanto, deben estar debidamente catalogadas con una etiqueta en la que se haga constar el nombre, la fórmula química y sus propiedades físicas principales, esto es, las temperaturas exactas de fusión o ebullición, su densidad, su tensión de vapor, su viscosidad, su solubilidad en agua, etcétera. En este apartado, repetimos: nunca se sabe lo que una casa puede guardar en su interior.

TRASLADO DE OBRAS DE ARTE

Pero te podrías igualmente encontrar en la situación de tener que trasladar importantes obras de arte: cuadros, grabados o esculturas. En estos casos resulta conveniente contratar un seguro previo en caso de pérdida o rotura completamente accidentales. Los profesionales de la mudanza, asimismo, intentarán dentro de sus posibilidades no ocasionar daños o golpes a tu obra tan querida, además de por el valor en sí por lo que representa en especial para ti. Por ello, además de las cajas de cartón, se utiliza el plástico con burbujas y se colocan superficies mullidas en el suelo a la hora de ser volcados con cuidado. Con posterioridad, los cuadros o esculturas, ya embalados, se introducen en
una jaula de madera donde se fija la madera y, a continuación, en una caja de este mismo material más grande. Para quedarte más tranquilo, puedes asistir al proceso completo de embalaje. Verás que tus obras serán tratadas con sumo respeto y cuidado.

Mudanzas Internacionales

MUDANZA DE OBJETOS DE TODOS LOS VOLÚMENES

En una mudanza hay cosas de todos los tamaños: grandes, hipergrandes y minúsculas. Acuérdate de todos esos pequeños recuerdos (dedales, figuritas, marcos…) que inundan las estanterías por doquier. Pues cada uno de esos objetos, a pesar de su pequeñez, deben ser tratados como se merecen. Las burbujas y el material de embalaje, que puedes conseguir a partir de cualquier papel que no utilices (periódicos, correspondencia, hojas impresas…), son ideales para protegerlas. Pero ¿y en cuánto a las grandes? Aquí entran lavadoras, neveras o armarios. Un consejo fundamental estriba en que todos aquellos que puedan descomponerse resulta mejor dividirlos y guardar las piezas pequeñas en un lugar seguro. Todos, además, nos acordamos enseguida del típico piano o mesa de billar que tiene que ser sacado por la ventana. Esto, efectivamente, pasa muchas veces, pero recuerda que también debes prevenir si entrarán en tu nueva casa.

TRASLADO DE OBJETOS DE FRAGILIDAD ABSOLUTA

El cristal labrado, las lámparas con pedrería, la vajilla o las copas tal vez sean los objetos más conocidos dentro de esta sección. Recuerda en este sentido que, si cuentan con especial valor, se puede contratar un seguro en especial. Pero también podrían entrar dentro de esta categoría algunos vestidos de auténtico lujo. Imagínate el cuidado que deben poner los transportistas a la hora de trasladar los vestidos de Chanel o Valentino, por ejemplo. Se llevan de un lado a otro en su percha correspondiente dentro de un embalaje especial cerrado con cremallera en cajas armario especiales. Aquí también entran, por supuesto, las piedras preciosas o joyas. Considera, no obstante, que, si te cambias de país de residencia, muchas de ellas deben ser declaradas previamente en la aduana.

En suma, como puedes ver, no hay material que se resista a la mudanza.
Sea animal, vegetal, piedra preciosa, explosivo, bebida alcohólica, medicamento, material inflamable, peligroso o sumamente frágil, los profesionales de la mudanza siempre estarán ahí para lo que necesites.

Porque, más allá de su valor material, lo que cuenta es lo que significan para ti de forma individual. Como siempre, los consejos fundamentales son hacerse con un seguro privado para obras de gran valor y consultar las leyes respectivas de cada país o comunidad autónoma con respecto a su transporte. Pero de esto se suele ocupar principalmente
la empresa de mudanzas. De ahí la suma importancia de un inventario o catálogo previo.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *